Un frío germinal  determina el inicio del invierno  en el sur es el solsticio, el péndulo  solar marca el punto de mayor distancia con la tierra, la noche bosteza  prolongada, es extensa y desde hoy,  comienza a desandar, para dar paso al crecimiento de los días, euforia solar que estallará en un semestre después en otro solsticio. Hoy amaneció frío, el sol acudió puntual a la cita energizadora, a su llegada el frío se desentendió y  se marchó con discreción; que se desmoronen todos los pendientes, hoy concluye lo que hace un año comenzó y amanece una nueva etapa, es el año nuevo andino, oportunidad resplandeciente para quienes optaron por vivir despiertos, un año mas un año menos para quienes permanecen dormidos.

 

Hoy cerramos un ciclo anual en los andes, el pasado se gradúa de ruinas, de sus escombros podemos extraer  las piedras preciosas de la enseñanza, hoy comienza un nuevo año, nuevo por la esperanza, por los  sueños ineditos y por la actitud renovada; estar vivos haciendo lo que todos hacen no es suficiente , es preciso evaluarse al concluir un ciclo y a continuación, editar nuestros mejores sueños, colocarles un tren de aterrizaje y encender lo nuevo  sabiendo que incluye todo. No es preciso el pánico ni el autoengaño, suficiente  tener consciencia de fugacidad y la actitud  del emprendedor existencial  que no esta dispuesto a  perder ni  un solo día  mas de su vida.

 

Lo Inka nos remite a nuestros ancestros, los que marcaron la ruta y eligieron lo sagrado, los que descubrieron que la vida es una ceremonia y a continuacion una fiesta de  creciiento, los que abrieron el surco y cantaron el crecimiento de la semilla, los que cerraron los ojos para ver con todo el cuerpo, los que nos dejaron  inspiradoras huellas y nos alfabetizaron en el idioma de las piedras, los arboles y las estrellas.

 

Hoy 21 de junio de este año, ratificamos nuestro compromiso con la vida: vivir vivos  hasta el instante definitivo y entonces poder decir: misión cumplida  y a continuación que nuestras huellas hablen, de lo que un día fuimos.

 

~ CHAMALÚ

 

DEJAR UN COMENTARIO