Lo femenino es volcánico y tempestuoso, empero el auto gobierno convierte la fuerza femenina en poder. En toda mujer hay una salvaje agazapada dentro esperando la oportunidad de liberarse, oportunidad que incluye desafíos y riesgos, ambos recomendables para despertarse. Lo ancestral prohíbe a la mujer enamorarse de hombres dormidos, el sueño de no me di cuenta, es contagioso. EL gran espíritu perdona el transitar senderos que no eran para tus pies, empero el tiempo, nunca perdona y sigue de largo. Si besas a la vida en la boca, habrás comenzado a vivir en tu corazón, el resto se dará por impulso interno pues hay cosas que toda mujer sabe, que no precisa aprenderlas.

Habitamos un mundo patriarcal y machista, la inquisición contemporánea no mata el cuerpo, aniquila el alma. La mujer fue inducida a olvidar su poder y entrenada para desatollar roles secundarios, ademas de preparada para sufrir. La infelicidad no es consecuencia de un destino inevitable sino el resultado de un minucioso entrenamiento que comienza en la infancia, se intensifica en la adolescencia y alcanza su esplendor cuando la mujer ya sabe complicarse y deprimirse por iniciativa propia. Quizá la prehistoria es ahora y el mundo recién volverá a ser humano.

Habitamos una época básicamente patriarcal, todavía existen muchos hombres en instancias de decisión que amenazan la seguridad y vida del planeta entero y pocas mujeres lideres ocupando el lugar que les corresponde. Muchas mujeres han llegado al absurdo de acudir al ginecólogo para preguntarle como parir, cuando esto lo viven haciendo los cuerpos femeninos hace milenios. Sin duda la mujer aislada de otras mujeres menos poderosa, desconectada de la luna carece de magia. Empero no se trata de luchar contra el hombre sino de ayudarlo a superar el machismo del cual el es, la primera victima.

Re apropiate de ti misma, recupera tu poder, despierta tu sanadora, instala tu corazón junto a tu cabeza, segrega pensamientos con amor y acaricia con inteligencia, respira magia y no descartes la sensualidad que hable el idioma de los gemidos. Aprende a curar sin envenenarte. Recuerda que amar eleva tus vibraciones y te entrega la inedita libertad que te habilita para el auto control de tus emociones mas allá de toda represión, permite que tu libertad pasee de cuerpo centro a lo largo y ancho de todo tu escenario vivencial. Es tu vida. Lo que tu no hagas, quedara pendiente.

Crecer es curarse del machismo, es purgarse del miedo y habitarse para un gradual auto control. Es el renacimiento de la diosa y la adquisición de tu poder natural que inaugura una nueva visión, es la inicicion a la vida. Toda mujer iniciada recibe un canto que se construye en su sonido sagrado. Desde una nueva mirada el hombre de ser el sexo opuesto para convertirse en el sexo complementario, el cual precisara a su ve ser iniciado por una mujer. Recuerda que el cuerpo femenino es la extensión de la pachamama, que se viste de magia desde que ella se sincroniza con la naturaleza.

Es que la mujer despierta es dialogo constante con la naturaleza, por eso todo lo que pasa en el universo le afecta a ella. Cuando la mujer abandona su conexión con la tierra, pierde su poder y ese recurso purificador que tiene a mano. Cuanto mas reflexiona la mujer, mas rebelde y mas critica sera su postura. Cuanto mas medita, mas poderosa sera, este proceso incluye pasar del instinto a la intuición. No temas atravesar la locura, es preciso darse a la luz. Lo instintivo les conecta a la naturaleza, sin embargo cuando esta conexión se profundiza y se torna natural, se supera lo instintivo y se accede a la intuición. Entonces pueden confiar en tu cuerpo y danzar con tus problemas, meditar danzando hasta el éxtasis. Recuerda que la mujer piensa con todo el cuerpo y siente con el alma. Ninguna mujer esta sola, desde que se despierta.

El machismo es una droga que tiene como esencia el miedo. Desde la lógica patriarcal se propone a la mujer una vida reflexiva y profundamente superficial. Desde nuestro chamanismo te proponemos restablecer el pacto de sangre con la tierra, retomar los ritos lunares, aprender a moverte jaguar, sin dejar huellas para no ser atrapable. La mujer tiene una tendencia natural, casi biológica al chamanismo. Es urgente que chamanice su vida, ara descubrir los poderes que rota y desconoce mientras duerme. Convierte tu menstruación en una ceremonia, menstruar es morir, es renovarse, es renacer. La tensión pre menstrual es el síntoma de no manejar ceremonialmente la luna.
La mujer sin poder se hace descartable. Re conecta tu chamana interior, recuerda que nuestra vida es una pausa festiva y sagrada entre dos eternidades que gotean sobre nuestros días en forma de instantes. La menstruación conecta al mujer con la madre tierra, la enlaza con la Luna, la hace danzar con Mamakhocha (el mar) y le invita a viajar a su espacio interior  y conectarse con Mamaocllo (la chamana interior). Cuando la mujer deja de sangrar, ya debería tener la sabiduría de las abuelas, consagradas a formar a las nuevas mujeres, ya que desde sus almas acumulan muchos pasos, muchas lunas, muchos atardeceres. Cuando no despierta su poder interior, este se vuelve contra ella.

La mujer es el puente de retorno de la humildad a la naturaleza, la mujer da vida y antes, debe darse vida a si misma. La mujer sumisa es un mal ejemplo para las demás Recuerda que la mayoría de las fueron entrenadas para ser dependientes e inseguras, a reducir sus vidas a la administración de necesidades innecesarias. La mujer fue insensibilizada durante varios siglos, empero es posible despertarse. Quizá todo comience dándose tiempo para contemplar la naturaleza, asumirse como naturaleza, observarse, conocerse, transformarse, re modelarse y elegir como quieres ser.
Consecuencia de ello es crecer y recuperar su capacidad de disfrutar, formar círculos lunares con otras mujeres, cantar, danzar en las noches de la luna llena, recuperar su alma, viajar a su cuerpo y de esa manera incrementar sus sensibilidades y aprender a renovarse conscientemente y a comunicarse sin palabras, como muchas madres hace con sus hijos. Desde que se despierta, al mujer es responsable e lo que piensa, siente y dice, y hace, desde que se despierta, la mujer empieza a ver que existen otras formas de vida.

Mientras mas descubre el chamanismo, mas se enamora de estar viva, y poco a poco el amor se hace cargo de ella. Comprende que si cortas las alas a la mariposa de la vida, esta degenera en rutina. Toda mujer despierta emana perfume, y amas aun cuando se compromete a repoblar el planeta de mujeres felices, entonces siente inevitablemente que el universo le da la bienvenida. Esa es la fiesta multidimensional, a la que estas invitada.

CHAMALÚ

(Extracto del libro “IVESHAMA”)

DEJAR UN COMENTARIO